Escuela. Cautivados por Marbella Sol cup

Escuela. Cautivados por Marbella Sol cup

El pasado sábado, las categorías Sub-8, Sub-10 y Sub12 acudieron al MARBELLA SOL CUP, un festival internacional que organizaban nuestros amigos de la Costa del Sol.
Torneo muy medido, perfecto, exquisito. Una de las citas con mayor regusto de esta temporada. Es un lujazo acudir a fiestas como ésta y estamos muy agradecidos a Trocadero Marbella por su invitación.
La participación de clubes británicos daba empaque al cartel y, con un anfitrión que siempre mima la organización de sus eventos, sabíamos que las expectativas se cumplirían sobradamente. Más que cumplirse, se sobrepasaron.
No se trataba de un día soleado, de esos que regala la preciosa Marbella casi todo el año, era más bien un día con alma de rugby de la vieja Inglaterra, ventoso por momentos, fresco y húmedo en sus albores. El verde salpicado de islas de agua, de esas que enamoran a cualquier rugbier en edad de infante (y a muchos de otras). Ambiente que invitaba a pensar en un rugby con sabor añejo. Allí estaban los nuestros…
Los seis jabatos (Sub-8, para los no iniciados) cortos en número pero demostrando un brío que los multiplicaba por siete, recordando aquellos míticos magníficos, siete, eran siete. Vaya con los amigos de lo bravo… qué forma de dibujar placajes, menudos placajes de los de las botas menudas.
Los Sub-10, intensos y peleones, trabajadores natos, esforzados en el desempeño del rugby que llevan dentro, rugby marca Ciencias. Numantinos y chisposos….la línea de ensayo científica no se regala, y a partir de ahí una tras otra se suceden descargas de alto voltaje que traspasan las ordenadas defensas rivales.
Benjamines con corazón y coraje, también cabeza, un rugby bien fabricado. Continuidad y buen manejo de balón, duros en los rucks y constantes en la presión, muy solidarios en defensa hasta llegar a aburrir al rival, un muro infranqueable que en más de un partido dejó sin probar la miel del ensayo al rival. Ataques largos y llenos de paciencia para cambiar los ritmos con chispazos de ingenio y velocidad de nuestros benjamines. Estos niños pusieron el rugby en el centro de todo, y todo esto pasó en Marbella, y eso pasó en Sub-12.
Rugby de la esencia más pura el pasado fin de semana, preludio inminente del clásico de los clásicos. Abran los ojos y afinen los sentidos, reserven sitio en sus agendas y llénense de ganas de pasarlo bien, que llega el Torneo Ibérico este fin de semana en el mágico campo de la Pablo de Olavide. Allí les esperamos!!
Félix Moreno
Foto: Carmen Fersan