Escuela. III Convivencia Internacional de Badajoz

Escuela. III Convivencia Internacional de Badajoz

La cerrada niebla matutina que recibió el sábado a las escuelas que acudieron a la III Convivencia Internacional de Badajoz, fue disipándose, como los nervios iniciales de los participantes, y dejando sitio al imponente sol que presidió el resto de la jornada.
Brilló el sol y brilló el juego que realizaron los sub-8, sub-10 y sub-12 que participaron en este sugerente festival. Aunque también acudían nuestros vecinos del CAR, el grueso del cartel estaba compuesto por exóticos equipos portugueses. Eso siempre es sinónimo de encontrarte con situaciones diferentes, reglas diferentes a las que te tienes que adaptar, equipos que parecen tener diferente edad que la tuya, algunos más picantes, algunos de más o menos nivel de juego, pero todos peleones y aguerridos. Adaptarte a nuevas situaciones siempre te hace crecer, por tanto muy positiva la visita a tierras extremeñas.
Nuestros entrenadores, que también tuvieron que adaptarse, realizaron muchas pruebas en la infinidad de partidos que jugaron sus pequeños. Hubo partidos antológicos, algunos se perdieron y otros se ganaron, pero todos suman y ayudan a engrasar un poco más una maquinaria que empieza a coger velocidad y que ya ve la primavera a la vuelta de la esquina.
Fantástica un año más la organización del evento a cargo del Club de Rugby Badajoz, gran anfitrión al que agradecemos desde estas líneas la gran fiesta que nos ofreció.
Tras la completa y larguísima jornada, los dragones vuelven esta semana a los entrenamientos pensando en las inminentes citas de marzo y soñando ya con reeditar en Lisboa alguno de los choques vividos en Badajoz.
Continuamos, sem descansar e acelerando…
¡Ciencias, Ciencias, Ciencias!
Juan Pedro Oltra
Foto: Ramiro Moreno