Sub 14. Torneo Nacional

Sub 14. Torneo Nacional

Fotos: Eva Martín y Ángel Díaz
SUB 14-A DÉCIMOS DE ESPAÑA EN EL TORNEO NACIONAL
El pasado fin de semana 12 y 13 de mayo se disputó en los Campos de Pepe Rojo, el Torneo Nacional SUB 14. Nuestro Club presentó dos equipos, uno para la competición de rendimiento y otro para promoción.
A modo de resumen los dos días de competición transcurrieron de la siguiente manera. SUB 14-A quedo encuadrado en el Grupo B, emparejado con Arquitectura y Salvador, para mediante liguilla clasificar los equipos en las 3 copas, oro, plata, y bronce, como 1º, 2º y 3º. El modelo de competición por clasificación y eliminatoria es correcto y legitimo, pero el tiempo de los encuentros diez mas diez, más propio de un Rugby Seven o por buscarle un apelativo que lo identificara como “Rugby Without Mistakes o Rugby Fast” perjudica a todos los equipos. A unos más que a otros, pero el perjuicio es el mismo.
La competición doméstica es la que es, y a la que están acostumbrados los jugadores, todo lo que se separe del modelo habitual, tergiversa la realidad, y los tiempos de partido del torneo no son un modelo a seguir. Los matches por lo general han presentado un tiempo de aprovechamiento de entre 5-7 minutos por cada parte, y este hecho más propio de una categoría de Jabatos no es representativo de ningún resultado. Sería interesante que la FER reflexionara sobre este hecho.
Pero volvamos a lo que nos ocupa. A priori y sobre el papel, el favorito de la liguilla era el Ciencias, pero el papel lo soporta todo, y los partidos no se ganan en la grada, hay que fajarse y trabajar en el campo, desde el minuto -10, y más tratándose de este modelo de competición. Y eso fue lo que hizo Arquitectura; que ya horas antes había ganado a Salvador, y no hicimos nosotros. Un golpe de castigo a palos perfectamente ejecutado, acabó con nuestro sueño. Desilusión, y otro año mas adiós al Oro. Se gano cómodamente a Salvador, para ir a Plata. Y se gano a Liceo Frances en los cuartos que nos llevaba a disputar el domingo la semifinal contra el Tecnidex.
La semifinal con Tecnidex fue apasionante, aun no me explico como los Valencianos cayeron a plata, pues el rugby que desplegaron en el campo ni por asomo se puede clasificar de plata. El mejor partido de los cinco, y seguro de los mejores del torneo. Rugby de verdad, del bueno, toda una grada multicolor emocionada. Del partido se adueñaron ambas delanteras, así quisieron jugar, y se decidió tras un mol de los que crean afición a este deporte, ejecutado de libro, elegante, con transición, con genio, que ganó medio campo, y sirvió a una tres cuartos para que posara el oval en la línea de marca sin despeinarse. Un ensayo de oro que valió una final de plata. Cosas del Rugby.
La final la ganó CRC, también por ensayo de oro, pero pudimos ganarla nosotros sin necesidad de alargar el tiempo. Una décima plaza que mantiene a nuestros alevines en el Top Ten de los equipos Nacionales, pero que para nada refleja el nivel rugbístico que atesoran nuestros jugadores. Ellos son conscientes de que podían haber estado clasificados en posiciones más altas, pero no es hora de lamentarse, el tren paso, y hay que aprender de los errores. Chavales queréis se campeones de España, pues solo hay un camino, a trabajar desde ya.
Paco Alfonso

 

SUB 14-B SÉPTIMOS DE ESPAÑA
Finalizada la competición en Andalucía, en la que el equipo quedó finalmente sexto del Grupo Élite una vez jugado el partido aplazado entre Marianistas y El Estrecho, al Ciencias Sub14 B le quedaba el último compromiso de la temporada: el Campeonato de España. Se celebró en los campos de rugby Pepe Rojo de Valladolid los días 12 y 13 de mayo, para lo que la categoría se desplazó a tierras vallisoletanas el viernes 11.
La competición tuvo en la primera fase un formato de liga a una vuelta, mientras que la segunda fase se disputó por eliminatorias divididas en Trofeo de Oro, de Plata y de Bronce, según el puesto de la primera fase. El equipo quedó enclavado en el Grupo B de Promoción, junto al Club de Rugby Alcorcón, el Club de Rugby Arroyo (de Arroyo de la Encomienda) y el Club Esporti Universitari (de Barcelona).
En la primera fase, celebrada el sábado, comenzó jugando contra el CR Arroyo, equipo al que derrotó por 30 a 0. Fue un partido fácil que permitió que los nuestros jugaran de forma ordenada, la mayor parte del tiempo en campo contrario, encadenando buenas fases de juego que permitieron mover el balón de un lado a otro del campo a pesar del frío que se evidenciaba en las manos de los jugadores. Los vallisoletanos no se vinieron abajo por el marcador adverso e intentaron sin éxito arrancar alguna jugada que pudiera darles los primeros puntos, aunque nuestra defensa se mantuvo muy segura e impidió cualquier avance que pusiera en aprietos a los nuestros. Fue, sin duda, un comienzo más que motivador.
El segundo partido se jugó contra el CR Alcorcón, equipo más robusto y rápido que puso en aprietos a los científicos, aunque nuestra defensa evitó cualquier ensayo con valientes placajes en las distintas fases del partido. Los madrileños mostraron un juego duro que llevó, incluso, a la expulsión de uno de sus jugadores, y, a pesar de la igualdad de ambos equipos, el Ciencias logró avanzar metros a base de insistentes rucks hasta que alcanzó la línea de marca madrileña, consiguiendo la transformación para colocar el marcador en 7 a 0 a favor de los nuestros. La lucha directa estuvo en los rucks, en las touches y en las melés, la mayor parte a favor de nuestro equipo que no se dejó contagiar por los malos detalles de los madrileños.
Con este resultado, y sin que se jugara el partido contra el equipo catalán del grupo, el Ciencias Sub14 B se colaba en la eliminatoria por el oro. En la segunda fase el destino hizo que los cruces nos hicieran jugar con El Estrecho, equipo bien conocido al que vencimos en el torneo andaluz. Pero aquí todo fue distinto. Nuestros niños esperaban otro equipo y esto hizo mella en su ánimo, hasta el punto de salir desconcentrados, incapaces de montar líneas de ataque efectivas y dejando huecos en la defensa que acabaron en tres ensayos y dos transformaciones para los gaditanos, dejando el marcador en 0 a 19 y acabando con nuestras opciones de ser los campeones del torneo.
El domingo comenzó con el partido contra el Club de Rugby Sant Cugat. Salieron los nuestros con mucha fuerza y bien colocados en el campo, y un ensayo en los primeros minutos y la transformación de los contrarios imprimió mayor fuerza a los científicos, aunque con poca fortuna ya que se perdieron unos cuantos balones y se desaprovecharon las ocasiones de ensayar cerca de la línea de marca. El Ciencias cambió de juego para romper la defensa catalana, avanzó metros limpiando bien los rucks y montando las líneas, empujaron en un maul hasta la línea de 22 contraria e insistieron una y otra vez en alcanzar la línea de marca, sin que se consiguiera modificar el marcador. Finalmente, y con la sensación de que se podría haber ganado el partido, el marcador de 0 a 7 a favor del Sant Cugat nos metió de lleno en la lucha por el séptimo y octavo puesto de oro.
La jornada finalizó con el partido ante el CAU de Valencia, complicado desde su inicio, que mostró el mejor juego científico del torneo en una lucha que provocó golpes y lesiones en ambos equipos. La buena defensa valenciana no consiguió parar a los nuestros en los primeros minutos, subiendo dos ensayos al marcador y dos transformaciones (14/0), lo que hizo que los del CAU intensificaran su juego y marcaran un ensayo y una transformación (14/7). Las touches y las melés fueron científicas, y nuestra forma de mover el balón y de romper el ataque contrario hizo que los valencianos cayeran en juego peligroso al placar por el cuello en varias ocasiones. Esto hizo que un jugador valenciano fuese expulsado. Con esta ventaja, el Ciencias consiguió el último ensayo y la transformación para dejar el marcador en 21 a 7 y acabar el torneo en séptima posición de oro.
Sin duda, torneo el de Valladolid para analizar, aprender de él y para constatar la buena temporada del equipo B de la categoría.
Juan Carlos Escribano