Sub 14B. Juego bajo unas condiciones adversas

Sub 14B. Juego bajo unas condiciones adversas

El sábado 21 de abril se reanudaba a las 11 horas la competición para el Ciencias Sub14B, en Jerez de la Frontera, ante el Marianistas. Hasta allí se desplazaron 17 jugadores, el técnico, la delegada y una veintena de familiares.
Las condiciones de juego no fueron favorables, ya que veníamos de la semana de Feria, se jugó en un campo muy descuidado con irregularidades en el terreno y en alerta amarilla por fuerte viento.
Sacó el Ciencias, que estuvo muy descentrado en el primer tiempo, hasta el punto de encajar cinco ensayos y cuatro transformaciones, quedando cerrada el acta con un 33 a 0 en este primer tiempo.
A pesar de ello, los científicos trabajaron muy bien en defensa aguantando las embestidas jerezanas, mostrando fuerza en los rucks y montando las líneas de ataque para intentar avanzar metros. Bajo esta tónica, los locales, con más cuerpo y más rápidos que los nuestros, encarrilaron cinco carreras que subieron al marcador sin opciones para impedirlo.
El Ciencias se plantó en un par de ocasiones en la línea de 22 metros gaditana, insistiendo una y otra vez en el ataque, aunque al final se producía el robo del balón y, por consiguiente, se mantenía el marcador a cero para los visitantes.
La intensidad no disminuyó a pesar del resultado, con golpes de castigo a favor de ambos equipos y con la lesión de rodilla del científico Álvaro.
En el descanso, nuestro entrenador habló con sus jugadores como si fuera el comienzo del partido, motivándoles y dándoles instrucciones para que se metieran en el partido. Y se notó en el ánimo porque la segunda parte fue un partido distinto. Ya sin la presión del resultado, y dando entrada al resto de jugadores convocados, los nuestros jugaron más ordenados, placaron a los delanteros jerezanos y avanzaron metro a metro gracias a unos rucks muy luchados. De esta forma, Marianistas consiguió tres ensayos y dos transformaciones, mientras que el Ciencias alcanzó cinco ensayos y una transformación, dejando mejores sensaciones que en el primer tiempo. Destacar el último ensayo conseguido por los nuestros, gracias a un maul que se inició en la línea de 22 metros y que, a pesar del mayor cuerpo jerezano, avanzó hasta la línea de marca gracias al esfuerzo científico.
Como hemos dicho en anteriores ocasiones, el resultado es lo de menos. Pero sí hay que trabajar la concentración en el campo y ver cómo neutralizar las carreras contrarias dado que nos falta un jugador rápido.
El próximo partido el sábado 28, contra el Málaga, en la Universidad Pablo de Olavide para despedir la competición.
Juan Carlos Escribano
Foto: Rosario Ramos