La Liga Nacional Sub 23 se juega en las mismas jornadas y lugares que los partidos de la fase regular de la División de Honor. Los jugadores participantes en esta competición deberán tener 19 ó más años, debiendo haber en el terreno de juego, durante todo el tiempo que dure el encuentro, como máximo 7 jugadores mayores de 23 años.