Escuela. Campeones en Lisboa

Escuela. Campeones en Lisboa

Viernes 9:00 de la mañana, nervios e ilusión se mezclan en la UPO, nuestro jabatos esperan el autobús que les llevará a Lisboa. Para muchos de ellos, su primera participación en un torneo fuera de su país.

Llega el autobús, colocan sus mochila y suben radiantes. Pocos minutos después ya están en carretera, les queda por delante un largo viaje que afrontan con entusiasmo.

Tras muchas horas, por fin llegan al camping , nerviosos, contentos y llenos de ganas por disfrutar de dos días con su nueva familia, su equipo sub 8 del Ciencias.

Reparto de cabañas y a jugar por el bosque. Merienda, “festín” como ellos dicen, cena en equipo y a dormir que al día siguiente queda un largo día por delante.

Pronto en la mañana empiezan a sonar los despertadores, los chicos se ponen ilusionados sus equipaciones y bajan a desayunar todos juntos. Y de ahí al campo de rugby por fin.

Desfilan con todos sus compañeros del Ciencias desbordantes de alegría , foto de club y a jugar.

Empiezan los partidos, normas nuevas, que lejos de hacerles desorientarse , les motivan para concentrarse y jugar dandolo todo.

Un partido, tras otro, nuestros chicos placan, ensayan, quitan cintas… y van sumando puntos . La lluvia no les para, bajo el agua siguen jugando, demostrando todo lo que han aprendido entrenamiento tras entrenamiento, emociona verlos haciendo piña, todos a una. 

Terminan los partidos y llega la recompensa ¡¡¡¡ CAMPEONES!! No les cabe una sonrisa más grande en sus pequeñas caritas,.. suben exultantes a por su copa al grito de ¡¡¡¡CIENCIAS CIENCIAS CIENCIAS!!!!

Macarena – Sub8


Lo vivido el sábado en Monsanto ha sido memorable. Por supuesto por el nivel del torneo, pero especialmente por la actuación de los científicos. Vaya pedazo de competición se han marcado todos los jugadores.
Espero que esta inercia que hemos cogido siga.
El viento ha cambiado y ahora hincha las velas del club.
Empezó bien con la salida del camping con todo el vrac mirando un coche de club serlgrafiado con el escudo del ciencias, pequeño detalle pero que deja claro que el club va en serio, la misma estampa se repitió en la entrada en Monsanto a las 8.00 con todos los colaboradores de direito comentando. Siguió aún mejor en el desfile de los jugadores, haciéndose ver y oír y con un número de jugadores de los más altos entre los asistentes.
Pero lo mejor estaba por llegar, resultaba emocionante ver a nuestros equipos entrar en el campo en cada partido y la intensidad que demuestran. Nuestros equipos entran al campo con la mirada alta, ahora son ellos los que asustan.
Siempre miraba a otros equipos, con sus uniformes, todos estandarizados y eso a los niños les impresiona, aunque nada de eso cuente al jugar, pero te da cierta autoconfianza. Así veo ahora a los nuestros, nada de altanería pero nada de bajar la mirada.
Que el ex presidente de direito después de pedirme disculpas por la mala adaptación de las instalaciones ♿ (menudo paris-dakar) nos dijera que le impresionaba como hacía crecido nuestra escuela, es para emocionarse 

Entrenadores comprometidos, delegados entregados y que crean buen ambiente entre los padres; así se consiguen cosas grandes y buen ambiente de club.

… y el rugby desplegado.

Mención especial a Javier Álvarez “Ruso”, que a pesar de tener la tormenta de cara, se desplazó hasta Lisboa para socorrer a los jabatos y además los dirigió hasta lo más alto del podium.

Y agradecimiento a nuestros amigos del GD Direito, que un año más nos han hecho sentir como en casa.

Alejandro Díaz-Trechuelo

Fotografía: Ramiro Moreno