0
Your cart is currently empty

Alejandro Díaz-Trechuelo ha sido designado por Marco Caruz como vicepresidente ejecutivo del club. Licenciado en Derecho con un Master en Derecho Fiscal y Tributario, posee amplia experiencia profesional en el ámbito empresarial. Ha sido Abogado Fiscalista en Garrigues, Director Financiero de España y Portugal en Pioneer y, actualmente, Marketing Program Coordinator & Site Leader en Corteva. 

Como miembro de la directiva desde 2017, ha pasado por la secretaría y posteriormente la tesorería del club. Desde julio de 2019 es vocal por lo que con este nombramiento la directiva no cambia ni en el número y ni en la composición de sus miembros.

Alejandro asumirá de la ejecución material y puesta en práctica de los acuerdos adoptados por la Directiva y por la Asamblea General, realizando cuantas gestiones le sean encomendadas, coordinando los servicios y actividades de la entidad.

Anterior Nuevo equipo femenino de seven
Posterior Ciencias Cajasol Olavide vuelve a la actividad con limitaciones
Previa cita coordinada por el staff, los jugadores del primer equipo retoman la actividad física en las Instalaciones Deportivas La Cartuja cumpliendo con las medidas que imponen las autoridades sanitarias para la seguridad de todos. El acceso a las instalaciones por parte de los convocados es escalonado, de forma individual, manteniendo las distancias de seguridad marcadas, sin hacer uso de vestuarios, ni reunirse, retirándose inmediatamente tras la actividad. Esta vuelta a los entrenamientos se ha planificado desde el club cumpliendo el protocolo de seguridad actual. Así los jugadores realizan prácticas de habilidades y ejercicios sin contacto que permiten mantener una distancia preventiva, en grupos reducidos de 4-5 personas, sin compartir material. En el contexto actual, después de dos meses desde la suspensión de la competición y que la Federación Española de Rugby diera por concluida la temporada el pasado 30 de abril, Ciencias Cajasol Olavide quiere ir volviendo a la normalidad escalonadamente como el resto de la sociedad y que nuestros jugadores, después del confinamiento, vayan adquiriendo progresivamente el tono físico propio de un deportista de máxima categoría nacional sin el condicionante de tener que preparar una competición cercana. Nuestros jugadores irán recuperando la práctica deportiva por fases, respetando las normas que imponen las autoridades sanitarias en cada momento. Es la manera de ir avanzado, superando el problema y conseguir que en un tiempo próximo podamos volver de nuevo al rugby real.

Comments are closed.