Corteva Agriscience firma un importante acuerdo de patrocinio con el Ciencias

Corteva Agriscience firma un importante acuerdo de patrocinio con el Ciencias

La entidad ve en el rugby en general y del Ciencias en particular un buen reflejo de los valores que deben imperar en el ámbito de la agricultura: el respeto, la integridad, el esfuerzo, el trabajo en equipo, la disciplina.

Corteva Agriscience™ es una entidad líder mundial en el ámbito de la protección de cultivos y semillas, resultado de la agrupación de DuPont Crop Protection, DuPont Pioneer y Dow AgroSciences.

La compañía dispone de un el centro de investigación de Sevilla que se ha convertido en la sede central para España y Portugal. Dicho centro tecnológico de investigación es la instalación más importante del mundo dedicada al cultivo del girasol.

Corteva Agriscience™ opera en 130 países de todo el mundo, emplea a 22.000 personas y obtiene unas cifras de negocio de en torno a los 14.000 millones de dólares en ventas. En España y Portugal, cuenta con medio millar de trabajadores, ofrece soluciones para más de cuarenta cultivos y trabaja con más de cincuenta sustancias activas. 

Corteva Agriscience™ se estructura sobre tres grandes plataformas de negocio: la protección de cultivos, las semillas y la agricultura digital. De la primera, su catálogo abarca herbicidas para cultivos especializados, fungicidas, insecticidas, manejo de pastos y tierras y manejo estructural de plagas. 

Respecto a la tecnología de semillas, ofrece propuestas de valor a través de diferentes cultivos para conseguir más flexibilidad de cosechas, cosechas más estables en entornos de estrés, controles de plagas de amplio espectro, nuevas resistencias genéticas a enfermedades y plagas y mejor control de malas hierbas. 

La transformación digital de la agricultura es el tercer pilar de la nueva empresa. Corteva Agriscience™ ya cuenta con varias soluciones digitales: Granular® y Encirca®, softwares de gestión agrícola, y AcreValueTM, tecnología para la valoración de tierras de cultivo. Asimismo, la empresa realiza seguimientos de cultivo vía satélite, una fuente útil de información para los asesores de la empresa en sus tareas de apoyo a los agricultores.

En Sevilla, el centro tecnológico de La Rinconada es ejemplar: dispone de una superficie de invernaderos de 10.000 m2 y cerca de otros 1.500 m2 de laboratorios en una zona agrícola con suelos fértiles y disponibilidad de riego que, por sus condiciones climatológicas, es idóneo para cultivos intensivos y en invernadero. Más de 40 hectáreas de terreno dedicado a la obtención y caracterización de nuevas variedades de girasol y maíz y un laboratorio donde se desarrollan diversas líneas de investigación relacionadas con el rescate de embriones, la extracción de ADN para selección con marcadores moleculares y la evaluación de enfermedades.