Se diluye en sus propios errores.

Se diluye en sus propios errores.

Ciencias Cajasol Olavide cae claramente ante Barça Rugbi (29-0) en un partido que los de Mazo comenzaron controlando y en el que poco a poco se fueron perdiendo sin opciones en el resultado final. 

La expedición partía temprano de San Pablo en el vuelo que le llevaría a Barcelona. Viaje con ilusión, partido especial por el doble valor en Liga y Copa. Tras el comienzo del encuentro y transcurridos los primeros minutos nada hacía presagiar el resultado final de hoy en La Foixarda.

Ciencias Cajasol Olavide saltó al campo con actitud, buena colocación, presionando al rival en campo contrario y era poseedor del oval. Pero no había definición en sus avances, ese dominio del juego no se traducía en puntos por fallos propios. En el 10′ sufrían el primer varapalo los sevillanos con la lesión de Tom Blake. Y en el 15′ era el capitán blaugrana, Bautista Guemes, quien abriría el marcador transformado un golpe de castigo.

El primer ensayo llegaría a la media hora, Hogg a la salida de una melé. Y en el 36′ Martín García vuelve a ensayar tras el maul formado en el saque de touch a 5 metros de la zona de marca científica. A partir de entonces el equipo va perdiendo las opciones de mover el luminoso.

La segunda mitad continuó en la misma línea que finalizaba la primera. Los de Mazo eran incapaces de inaugurar el casillero y eran los catalanes quienes en el 62′ en una patada larga de Guemes a la espalda de la defensa científica era recepcionada por Franco Velarde quien conseguía ensayar cómodamente.

Ciencias Cajasol Olavide jugó los últimos minutos en inferioridad por tarjeta amarilla a Conor. En el 79′, tras otro error del conjunto sevillano en una jugada de ataque en su propio campo, hacía que Dan Isaack interceptarse una patada, marchándose solo en velocidad para posar fácilmente el oval bajo los palos.

El próximo fin de semana será jornada de descanso en la División de Honor. Dos semanas de entrenamientos para preparar el siguiente partido que será el día 20, en Valladolid. Tiempo para analizar los errores cometidos, trabajar duro para no repetirlos y mejorar.

Para Manuel Mazo: » El partido fue igualado y no nos merecimos perder como lo hicimos. Creo que con balón fuimos más verticales y peligrosos que las semanas anteriores y en defensa casi que no sufrimos, o no pasamos grandes apuros. Supimos defender ocupando mucho campo y presionando.

El Barça fue algo superior en melé y en el maul, sacaron dos ensayos de estas fases de juego. Después con dos balones que recuperaron y con el pie nos pillaron desordenados y nos volvieron a ensayar.»

«Creo que no supimos definir en ninguna de las dos áreas de 22, malas decisiones y muchas prisas en vez de intentar puntuar cada vez que pudimos y dos ensayos perdidos a escasos metros de ensayos nos hacen llevarnos un castigo inmerecido. Hay que darle la enhorabuena al Barça por la victoria y nosotros a seguir trabajando.»

ACTA DEL PARTIDO