Sub 14. Competición o exhibición

Sub 14. Competición o exhibición

Tarde fría en la UPO el viernes para acoger el partido entre CIENCIAS A contra CAR B, correspondiente a la jornada 12 de la liga occidental de categoría SUB 14. Nuestro impecablemente pintado campo acogía un viernes, por motivos de agenda, un partido de nuestra liga que, como sospechamos, iba a resolverse de idéntica forma que las jornadas anteriores (cierre de acta antes de final de primer tiempo).

De nuevo nos enfrentamos a un descompensado duelo entre equipos con objetivos muy distintos dentro de esta Liga. En el ambigú, desprovisto de cerveza, se comentaba la frustrada excursión a Madrid de nuestra escuela y la magnífica victoria de nuestros seniors frente al Liceo bajo la “atenta” mirada de Lolo Jiménez.

Nuestro equipo sale al campo, con gran número de ausencias, conocedores de la evidente superioridad frente segundo equipo de los amigos de “Portaceli”. El primer ensayo llegó en los primeros minutos de la contienda confirmando nuestro presagio. El equipo bien situado en el campo pronto empezó a imponer su superioridad técnica y física desarrollando un rugby fluido y dinámico rematando las jugadas, casi siempre, en ensayo. Tanto la línea como la delantera dominó claramente las fases del juego durante toda la primera parte llegando al descanso con 8 “marcas” y 2 transformaciones que dibujaba un 44-0 en nuestro marcador. Colegiado con arbitraje incómodo para el equipo de casa.

En la segunda parte del partido, ya sin espíritu competitivo, nuestro 15 usó el banquillo e invitó a jugar a miembros del equipo B que habían finalizado su entrenamiento. En esta segunda parte, el ímpetu y pundonor de Nono (de apertura, esta vez) hizo estragos en su condición física sufriendo un encontronazo que, a la postre, resultó fisura de cúbito (Si a la fecha de publicación de esta crónica no está concedido título del “mejor jugador del partido” lanzo al vuelo ni propuesta de que sea otorgado al Rubio Guerrero). Fin del partido y atípico tercer tiempo “0,0”

REFLEXIÓN

Para la práctica de este deporte hay dos aspectos fundamentales. Saber jugar y saber competir.

A jugar al rugby se aprende. Esa es la misión que tiene encomendada nuestra Escuela del CIENCIAS. El esfuerzo de Equipo Técnico y Directiva está consiguiendo en nuestros jugadores un nivel de conocimientos y aprendizaje de muy alto. Nuestros jugadores están adquiriendo buenas habilidades y mejoran progresivamente en los aspectos técnicos.

Para aprender a competir, sin embargo, hay que competir. Competir significa enfrentar a grupos de nivel equivalente para la consecución de un mismo objetivo. Si para la consecución de un objetivo se enfrentan equipos de niveles diferentes unos consiguen el objetivo sin esfuerzo y otros nunca tendrán el objetivo a su alcance, desvirtuando la competitividad. En esta Liga en la que participamos, no es una competición, es una exhibición. Esta situación crea en los jugadores una limitada capacidad de sacrificio para reponerse ante adversidades o para superar las dificultades.

Para competir nuestro CLUB también está afrontando retos importantes en aras a la participación en campeonatos de alto nivel (Melé, Lisboa, Ibérico, etc) y celebración de partidos amistosos (Liceo, equipos portugueses, etc) que no podemos abandonar. Debemos seguir trabajando para que nuestros jugadores alcancen un gran nivel de juego y un buen nivel de competición.

Juan Muñiz