Sub 14A. Venganza de amigos

Sub 14A. Venganza de amigos

Amaneció la UPO con sensación de resaca del exitoso torneo celebrado el día anterior. Doce horas de alegre y vistoso rugby. Un día completo en el que se disfrutó de la sana competición entre equipos muy diversos que llegaron a Sevilla para derrochar vitalidad y buen rugby.

Para los Sub 14 científicos esa resaca tenía tintes agridulces. Por un lado una jornada plena y apasionante de juego y de afable convivencia en torno al rugby y por otro el “resquemor” de la segunda final de la temporada que los compatriotas de Fernando de Magallanes le arrebatan a los de Juan Sebastián El Cano.

Los padres de la organización iban llegando para recoger lo que la noche anterior estaba perfectamente recogido. Todavía con el recuerdo de las últimas carreras sobre nuestro moribundo césped llegaron los contrincantes de la última jornada de liga que, a modo de final, iba a enfrentar al primero y al segundo de la tabla.

El partido generó gran expectación por ver el estado en el que llegaban los dos equipos “top” al final de la liga y la respuesta del CAR después del cierre de acta del partido de ida. Resultaba extraño llegar a UPO como visitante pero el CAR eligió un escenario para su “venganza” estratégicamente estudiado.

Comienza el partido. Los primeros minutos el CAR salió mejor plantado, más concentrado y moviendo el balón con fluidez. Este ímpetu y derroche de ganas les dio confianza a los “amigos” y desconcertó a los científicos. La primera parte el juego abierto fue claramente verdirojo abriendo balones a la línea con soltura de manos y eficacia ofensiva. Las fases estáticas eran científicas pero el CAR se llevó el juego a su terreno desarrollando jugadas a la mano con sus tres cuartos permitiéndose vistosas jugadas entre su apertura y sus centros con gran destreza y habilidad. El juego desarrollado por el CAR hizo de se adelantase en el marcado con sendas marcar. El equipo Azul iba a remolque de los “anfitriones” generando poco peligro y demostrando un cansancio y falta de agresividad desconcertante. Una jugada de fuerza y pundonor provocó una marca e hizo que el CIENCIAS despertara. Finalizó la primera parte con tres marcas a una.

En la segunda parte nuestro equipo salió más despierto y motivado y tomó las riendas de la posesión del oval realizando un juego más ordenado y agresivo. El equipo mejoró en juego abierto y dominando las fases estáticas todo el partido. El equipo elaboró jugadas con  peligro malogradas por malos pases y fallos a la mano. La garra y fuerza de nuestro XV logró un final de encuentro emocionante con dominio Azul y persistente ataque, obteniendo la merecida recompensa con dos ensayos a final del partido. Empate a ensayos al final del tiempo y pérdida del partido por 2 transformaciones. (21-17).

Lo mejor, la dura defensa de la primera parte y la respuesta del equipo en la segunda parte sacando fuerza y garra. Lo peor, la salida al campo creyéndose campeones y un juego a la mano con poca continuidad y fluidez.

Juan Muñiz