Sub 16A y la 3ª Ley de Newton

Sub 16A y la 3ª Ley de Newton

Ya está otra vez el cursi del cronista con sus ligazones intelectuales sin sentido. Que si las Meninas de Mingote, la batalla de Trafalgar, el David de Miguel Ángel, etc, y ahora se atreve con Newton. Ya está bien, ¿no?. En fin dejémoslo, no tiene remedio, a ver si se aburre por ausencia de lectores. Yo no pienso leer la crónica. Además me cae fatal, y encima se lo cree. Vamos una pena de tío. A ver si de una vez por todas, Ogazón le para los pies. Para mis anticolegas: www.farugby.com. Bis später.

Fue a finales del s. XVII cuando Sir Isaac Newton enunció sus tres leyes de la dinámica. Pero detengámonos en la tercera ley, o principio de acción reacción, que con frecuencia se enuncia así: “A cada acción siempre se opone una reacción igual pero de sentido contrario”. Y ahora vamos con el Ciencias Sub16 competición.Tarde invernal, fría y gris con alguna gota en el Campus de Fuentenueva, donde sedieron cita el C.D. Universidad de Granada, y nuestros infantiles, para jugar el envitecorrespondiente al último partido de la primera vuelta de la liga competición regional.Me decía Paco González al término del encuentro, que estaba deseando hablar conJuan González, para darle pelos y señales sobre el magnífico partido de rugby que nuestro quince nos ha regalado a todos los presentes, entusiastas de este deporte. Yo, que estaba grabando en la grada, escuché algún que otro comentario a mi espalda procedente de la cola del autobús, que en la tediosa espera, veía ensimismada, y agradecida, el espectáculo que nuestros chicos ofrecían en tierras del río Darro. “¿Quiénes son los de rayas?”, preguntan por dos veces. “Cucha, como juegan”, le apunta un anónimo varón a su amada, que regatea la conversación con ella, mirando de reojo la yerba amarillenta quemada por el frío.

La acción se produjo el pasado 12 de enero, con un Ciencias 22 – CAR 10. Pero tal como postuló Newton a cada acción se le opone una reacción. ¡Y que reacción!. UD Granada 12 – Ciencias 53. Evidentemente de sentido contrario. Y no por el metal, que en definitiva es del mismo tono que el del pasado mes, sino por el intrapartido, y sus consecuencias. Espectacular reacción opuesta a la pésima acción del día 12.A veces, me pregunto por mil veces, si soy duro en las crónicas en base a los comentarios que hago sobre el juego del equipo, pero no puedo tergiversar la realidad. Y mas me duele, a sabiendas que sangre de mi sangre está involucrado en el proyecto. Apuntalo esta tesis, en base a las aptitudes de nuestros infantiles. Y me encoraja hasta cotas infinitas, cuando estas aptitudes no se expresan en la cancha. Es como si Newton no hubiese ofrecido a la humanidad su capacidad intelectual, por pasividad, desgana, o por escuchar continuamente a Bach, Händel o Telemann. Salvando las distancias, el Antonio Orozco, Luis Fonsi, o Pablo López de la época.

¿Y por que escribo esto? Pues porque no era normal, que en un pésimo partido que te enfrenta con el segundo clasificado, le endosas 22 tantos saliendo ganador, y por el contrario, el oponente en el mejor partido de su vida, pierde. Esto tiene su razón. Y esa gnosis es aptitud.

Tenía que trabajar el tridente formador muy poco, solamente tenía que buscar la fórmula, para sacar a la palestra la aptitud, la actitud, y la solidaridad de los jugadores. Y lo han conseguido. Enhorabuena. Hoy, estoy disfrutando de escribir estos halagos, por fin.

Le duró el UD Granada al Ciencias un plisplas, en concreto 25 minutos, y es que al ritmo impuesto, actitud, y entrega, era y es imposible hacerle sombra a este quince. Y eso, que los granadinos nos plantaron cara con una delantera descomunal y muy fuerte, pero que fuera de estos ocho no presentaba argumento alguno. De tal grupo obtuvieron sus dos marcas.

Os contaré pleno de felicidad y en breves renglones, que pasó en Granada. Utilizando el símil taurino, vi, a Pepe Luis Vázquez toreando mano a mano con Romero. Vi seriedad, temple, tiempo, pausas, en definitiva oficio. Vi actitud, vi compañerismo, vi solidaridad, vi la ansiada continuidad, vi unos primeros 30 minutos para el recuerdo. Vi, en una segunda parte, un monólogo científico bajo un rival desmembrado. Vi, lo mejor de la temporada de los Sub16 competición. Enhorabuena chicos, disfrutasteis y nos hicisteis disfrutar.

Y todo esto, el día en que nuestro senior se ofrece como serio aspirante a la fase deascenso, y la Inglaterra valiente de Farrell en casa del trébol, le saca los colores a una anfitriona capitaneada por Best, que hacía a penas dos meses se envalentonaba contra los All Blacks. En fin, cosas del rugby, y de la tercera ley de Newton.

Paco Alfonso

Fotografía: Eva Martín