Sub 16B. Victoria ante unos incansables rinconeros

Sub 16B. Victoria ante unos incansables rinconeros

A estas alturas de temporada, cuando queda una única jornada para la finalización de la competición, la evolución de los equipos se evidencia día a día, partido a partido. Y eso pudimos comprobar quienes nos acercamos el pasado sábado a las instalaciones del Felipe del Valle, de San José de la Rinconada.
El Ciencias Sub16 B se enfrentó a La Estación Rinconada Rugby Club, y aunque el resultado indique lo contrario, el equipo rinconero (formado por niñas y niños) se mostró guerrero, incansable, incombustible.
El partido comenzó a las 19.30 horas, bajo una lluvia intermitente en una soleada tarde primaveral, con la asistencia de un nutrido grupo de aficionados de los dos equipos.
El saque inicial fue para el Ciencias. Tras la buena recepción los nuestros presionaron a los locales hasta recuperar el balón, avanzando en línea para, en varias fases, y a pesar de la defensa rinconera, conseguir el primer ensayo, bien pateado pero sin transformación (0/5).
Los de La Estación no dieron tregua. Tras el saque del Ciencias centraron el juego en mitad del campo, con rucks bien aguantados por parte de los nuestros pero que permitieron el avance muy lentamente. La insistencia local, y un fallo defensivo de los visitantes, permitió que llegaran a la línea de marca y que transformaran, colocando el marcador en 7 a 5.
El segundo ensayo para los científicos llegó pronto, tras el saque, gracias a un avance rápido que no pudo ser frenado (7/10).
Hasta ahora los dos equipos se mostraron igualados, aunque pronto se vería en las melés la mayor corpulencia y fuerza del Ciencias y una superioridad en el control de las touches.
Esta igualdad se hizo patente en la línea de marca local, en un insistente ataque
científico, con varias fases para buscar el ensayo y una defensa rinconera que impidió que se posara el balón, llevando el juego a una melé a 5 metros, de nuevo ganada, y esta vez sí, finalizada en ensayo (7/15).
Los dos equipos evidenciaron placajes muy buenos, de los que gustan a los aficionados, a las aficionadas, y unos avances en línea únicamente empañados por las pérdidas de balón al estar mojado por la lluvia. Un nuevo robo permitió que el Ciencia encarrilara varias fases y alcanzara un nuevo ensayo ante la mirada de los locales, incapaces de frenar a nuestros jugadores (7/20).
Los rinconeros no desfallecieron y forzaron el segundo gran error defensivo del Ciencias, consiguiendo un gran ensayo bajo palos y su transformación (14/20). Con este resultado finalizó la primera parte.
Los 10 primeros minutos de la segunda parte transcurrieron muy relajados, con jugadas de ambos equipos, pero sin alcanzar ninguna línea de marca, hasta que el Ciencias se activó y La Estación bajó el ritmo. Los científicos lograron ensayar bajo palos, a pesar de la defensa, hasta 7 veces consecutivas, con sus transformaciones, colocando el marcador en 14 a 69, demostrando un buen trabajo de equipo, con apoyos para asegurar balones y buenas limpiezas de rucks, saliendo victoriosos, incluso, en algún que otro contraruck. En el último minuto el Ciencias cerró el partido con un nuevo ensayo, dejando un definitivo 14 a 74.
Mucho lucharon los dos equipos que hicieron disfrutar a las dos aficiones concentradas en el Felipe del Valle, demostrando que llevan a gala ese espíritu que caracteriza a los rugbiers.
Y la anécdota del partido. Si la afición del sábado fue el jugador 16, el jugador 17 fue un perro que quiso compartir en el campo el juego de ambos equipos.

Juan Carlos Escribano

Fotografía: Gustavo Gallardo