0
Your cart is currently empty

Saben muy bien las victorias cuando llegan tras mucho trabajo, sobre todo si lo hacen en el momento preciso y ante un buen rival. Sub14A se dio el sábado en la Universidad Pablo de Olavide su particular y sabroso banquete en el penúltimo partido de la competición.

Mucho más temprano, habían partido sus compañeros de Sub14B rumbo a Guadiaro para participar en la 2ª jornada del Grupo Desarrollo que organizaba Holmes Sotogrande Club de Rugby del Estrecho. La fiesta fue bárbara, muy similar a la que celebramos hace dos semanas en Sevilla. 11 equipos venidos de todos los confines de Andalucía, muchas horas de rugby, gran organización, buen ambiente en la grada… Planazo. Además el viaje se convertía en convivencia porque compartíamos bus con nuestros vecinos de Tabladilla. Un planazo en toda regla.

Los 17 valientes que fueron a defender la C gótica, se cruzaron con Bahía’89, Tabladilla, Cádiz y Almería en partidos todos igualados, vencidos o perdidos por la mínima. El equipo estuvo muy ordenado en el campo y desplegó un buen juego a la mano para deleite del grupo de responsables y padres que se desplazaron a verlos. Mención especial a la cobertura técnica que ofrecieron Félix y Benasi, al buen hacer del señor delegado y al bucólico canasto del Dr. Alberto.

Mientras, en UPO, comenzaba Sub14A un partido importante frente a los vecinos del Club Amigos del Rugby. Nuestros azules no hicieron esta vez caso a los fantasmas de aquella derrota de octubre en el primer partido de liga o del empate de noviembre. Los científicos se pusieron el mono de trabajo y fraguaron un partido soberbio dando pocas opciones a su rival.

Tras unos minutos iniciales de titubeo, el juego se desplazó cerca de la zona de marca visitante y se asentó allí muchos minutos que no dieron fruto en el marcador. Posteriormente, tras una gran jugada aislada, el CAR se planta con su melé a 5 metros y ensaya con salida del 8 inaugurando el casillero. El Ciencias volvió a presionar y consiguió su ensayo antes del descanso igualando el partido.

En el segundo tiempo las opciones del CAR fueron disminuyendo conforme los científicos iban consolidando la posesión del balón y arañando puntos. En general tuvimos una defensa muy sólida, mucha ambición en los puntos de encuentro, unos saltos precisos en la touche, unos backs seguros en la recepción de patadas, unos arietes que fueron arremetiendo una y otra vez y mermando la defensa rival… Aunque el marcador se cerró en 20-5, el partido no fue ningún paseo, fue un encuentro precioso y los Amigos defendieron bien y lucharon hasta el final. Ha sido una gran temporada del CAR y eso nos ha hecho crecer más.

A nuestros azules, con cuatro partidos y cuatro victorias, les falta la última muesca en la culata para el culmen. El último partido de la temporada nos espera el 21 de marzo en Marbella, contra el otro equipo imbatido en la 2ª fase del Grupo Competición. Eso convierte el encuentro en una auténtica final de la categoría.

Sabemos que Marbella lo pondrá difícil y que el factor campo no nos favorece, pero también sabemos que para ese día se habrán recuperado todos nuestros lesionados, que el equipo estará en su mejor momento de forma y que nuestros jugadores irán allí a por todas.

Dentro de 15 días veremos el desenlace ¡Que gane el mejor!

RESUMEN DEL PARTIDO

Anterior Sub18. Entregar la victoria
Posterior El Torneo Hitachi Cooling Heating aplazado

Comments are closed.